27 de January del 2016

La probada eficacia de la PUNCIÓN SECA

En nuestro Centro de Fisioterapia en Alcalá de Henares, Fisioensanche, tenemos como una de nuestras especialidades la terapia manual. Según la valoración de la lesión y las necesidades de cada paciente, llevaremos a cabo un tratamiento conservador, invasivo o la combinación de ambos.

 

El Tratamiento Conservador es el conjunto de técnicas que se realizan sobre el tejido, tales como presiones, estiramientos, fricciones...

El Tratamiento Invasivo consiste en actuar sobre los puntos gatillo (contracturas) mediante PUNCIÓN SECA.

 

Pero ¿qué es exactamente la punción seca?

 

El método la de punción seca va encaminado al tratamiento de los puntos gatillo. Los puntos gatillo, definidos de forma muy simple, son los puntos donde un tejido muscular está más acortado, de forma que no le llegan nutrientes y, por lo tanto, está hipersensible al tacto. Además puede dar un dolor irradiado.

La idea es tratar esta zona de contractura máxima (punto gatillo miofascial) mediante la introducción de una aguja, normalmente de acupuntura, en ese punto gatillo; lo que interesa es el efecto mecánico del hecho de "pinchar" sobre el punto exacto que está provocando las molestias, lo que hace que el sistema nervioso central comience un proceso de regeneración de este músculo dañado de forma que llegan más nutrientes, y si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad y desaparecen síntomas como el dolor local y el dolor irradiado. Se llama "punción seca" puesto que no se introduce ninguna sustancia o medicamento.

Esta técnica es competencia de los fisioterapeutas, que deben estar formados tanto de forma teórica como práctica a través de cursos de postgrado.

Lo interesante es que hay diversos estudios que avalan su eficacia, por lo que es un tratamiento en muchos caso de primera elección, por sus buenos resultados; eso sí, contando siempre con el consentimiento del paciente.

 

¿Quién se atreve?