21 de February del 2018

Fisioterapia en el Embarazo

¿Qué papel juega el fisioterapeuta en el cuidado de la mujer embarazada?

Cuando una mujer se queda embarazada experimenta cambios físicos a lo largo de todo el proceso: su columna, caderas, articulaciones y musculatura, entre otros, se irán adaptando para albergar al bebé y dar a luz posteriormente.

Todas estas modificaciones le provocarán molestias a la futura mamá y los cuidados de un fisioterapeuta le serán de gran ayuda para minimizar los dolores normales del proceso y prepararla para el parto y postparto.

Molestias más frecuentes en el embarazo y tratamiento fisioterapeutico

A medida que va avanzando el embarazo el aumento de la barriga por el peso del bebé, provoca que la lordosis lumbar se vea acentuada, llegando a provocar lumbalgias o lumbociáticas. También pueden ser frecuentes los dolores en la parte alta de la espalda debido al aumento del tamaño del pecho. En estos casos el fisioterapeuta mediante masajes, técnicas suaves, estiramientos y consejos sobre higiene postural, conseguirá aliviar en gran medida estos dolores.

También son frecuentes los calambres musculares durante la gestación. En caso de sufrirlos, los masajes y estiramientos de la zona afectada, así como una dieta rica en calcio y magnesio, te ayudarán a mejorar esta dolencia.

Debido a la compresión de la vena cava inferior, el embarazo es una de las causas de insuficiencia venosa profunda (varices), además de la retención de líquidos, que se traduce en una sensación de pesadez de tu cuerpo pudiendo provocar edemas en piernas, tobillos y pies. En estos casos el drenaje linfático manual es el mejor aliado para las embarazadas, pues aporta una sensación de alivio inmediato. Es una técnica de masaje suave y superficial que actúa sobre el sistema linfático ayudando a eliminar el líquido estancado.

Además a través del pilates especial para embarazadas, el fisioterapeuta podrá personalizar a la futura mamá un programa de acuerdo a su estado evolutivo en cada momento y a sus necesidades, donde se engloban ejercicios de tonificación, elasticidad, ejercicios perineales, respiratorios y de relajación; lo que ayudará a que la mujer se vaya preparando fisicamente, gozando de una pronta recuperación postparto y de una disminución del tiempo de trabajo de parto y de la posibilidad de evitar que le practiquen una episiotomia o de sufrir desgarros.

Por lo tanto, si estás embarazada y necesitas los cuidados de un fisioterapeuta, en nuestra clínica de fisioterapia y pilates en Alcalá de Henares, Fisioensanche, podemos ayudarte a que disfrutes de la espera y prepares su llegada de la mejor manera.